jueves, 29 de mayo de 2014

Coco sin Chanel



It Girl México
por Gabriel Villaseñor

En México, sonará a broma pero muchas personas creen que Louis Vuitton, Salvatore Ferragamo, Christian Dior, Valentino, Hermès y entre otras son personas que siguen diseñando para sus propias marcas; Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri se encargan de la casa Valentino desde que el propio diseñador se retiró en 2008, Massimiliano Giornetti es el Director Creativo de la firma del Gancino, Raf Simons de Dior, Christophe Lemaire de Hermès y recientemente Marc Jacobs fue sucedido por Nicholas Ghesquiere como Director Creativo en Louis Vuitton. La verdad es que son pocas las marcas que son manejadas por la familia que llevan el apellido del creador casi todas son llevadas por los mismos y poderosos corporativos. Verán la moda aún por más fabulosa que se vea, es un negocio como cualquier otro y eso fue el único detalle que se le fue a Coco Chanel.
Coco Chanel y Pierre Wertheimer.

Sin duda alguna Chanel es la casa de modas con más prestigio en el mundo, la reina en toda la industria de la moda y por supuesto el deseo de toda mujer, pero mientras todo está relacionado con la historia de Gabrielle “Coco” Chanel y en la actualidad con Karl Lagerfeld, existe un apellido que engloba la fortuna de más de 19 billones de dólares de la compañía perteneciente a los “Wertheimer”.
Karl Lagerfeld a su entrada a Dallas para la colección PreFall 2014.
Todos conocemos el mito sobre como Coco Chanel logró ser la diseñadora que revolucionó la moda por completo, ella impusó la silueta sencilla pero elegante, transformó los vestidos de pastel en prendas totalmente con clase. También muchos saben que empezó como costurera para poder entrar a la escena de la actuación pero nunca logró entrar, por eso es que primero comenzó con su línea de sombreros a la medida. Pero pocos saben que Chanel no pertenecía completamente a Chanel. 
Coco Chanel en la enigmatica escalera de la boutique en Rue Cambon.
Se conoce que fue su eterno amor Boy Capel, subió la escalinata de la Alta Sociedad y se posicionó como la mujer que todos admiramos. Sin embargo, fue hasta 1924 cuando realmente el rumbo de la casa Chanel comenzó a dirigirse hacia el éxito global, ya que en ese año Coco firma junto con Pierre Wertheimer la sociedad “Chanel Parfums” misma que se dividiría con un 70% para Wertheimer, Theophile Bader fundador de Galerias Lafayette con 20% (quien fue el hombre que introdujo a Pierre con Chanel) y dejando un mediocre 10% para la modista.
Alessandro Nivola y Audrey Tautou como "Boy" y "Coco" en el filme "Coco Avant Chanel".
El éxito de la línea de alta costura era equivalente a la joyería como a la perfumería, por lo que Coco guardaba un gran por sólo tener un 10% de las acciones, es más hasta sentía que estaba siendo explotada cada día más por Wertheimer. La relación empeoró a tal grado  que Chanel contrató al abogado René de Chambrun para renegociar las cláusulas del contrato con los Wertheimer, pero ellos aplastaron sus intentos. Pierre firmemente pensaba que él la había convertido en la mujer rica y poderosa que siempre soñó ser y que sin su inversión la empresa jamás hubiera levantado al nivel en el que se encontraba.
Pierre y Coco jamás hubiera funcionado sin el uno con el otro.

La Segunda Guerra Mundial le cayó como perlas a Chanel, ya que en un acto desesperado por recuperar las riendas de su empresa se rumora que conspiró con el oficial nazi Günther von Kluge, con el que mantuvo una relación mientras ambos se hospedaban el Ritz de Paris. El plan era entregar y dejar sin nada a su odiado socio, pero para su mala suerte Pierre Wertheimer siempre con un paso delante de ella había puesto al nombre un amigo estadounidense sus acciones de la maison.

Chanel era conocida por ser una mujer con ambiciones y sueños.
Tras terminar la Segunda Guerra Mundial, Christian Dior ya se había posicionado como el diseñador del momento, era el “nuevo look” lo que todas las mujeres con buen gusto querían portar. Pierre regresa a Paris y le promete a Chanel ponerla de nuevo en la cima, ambos resuelven sus diferencias y para 1955 la compañía es alagada por sus grandes colecciones, los diseños volvieron a ser llevados por reinas, primeras damas y mujeres finas y finalmente se lanza el legendario “Clásico de Chanel”. Coco seguía guardando rencor pero otra vez Wertheimer se le adelantó y compró el 20% de Bader, quedándose en secreto como accionista principal.
Imagen del filme "The Return" producido por Chanel.

Tras la muerte de Coco como de Pierre, la empresa paso a manos de Jacques hijo de Pierre Wertheimer pero se dice que el nunca prestó tanto atención a la casa de moda por estar concentrado en el negocio de los caballos. Fue hasta que Alain Wertheimer nieto de Pierre Wertheimer tomó control y como primer acción al mando decidió disminuir la cantidad de tiendas que vendía el Chanel No.5, quitó el perfume de los estantes de farmacias e invirtió millones en publicidad para generar esa identidad exclusiva y lujosa que hoy en día caracteriza a la marca.
Gerard y Alain Wertheimer.
Junto con su hermano Gerard se encargaron de restablecer la reputación de Chanel en la moda, elevándola por los cielos del glamour y lujo. En 1983 escogen a Karl Lagerfeld como el diseñador que colocaría a la marca como la número uno. Es más los dos hermanos que comparten la compañía estuvieron de acuerdo que fuese su Director Creativo quien brillará, recibiera todos los aplausos y manejará la fama. De hecho ellos siempre que acuden al desfile de cada temporada se sientan en la quinta ó cuarta fila, dejando en la spotlight a las celebridades, personalidades y editoras que lo merecen. Para ellos es suficiente con “sólo “quedarse con la fortuna que las ventas que deja cada colección, bolsa, joya, zapatos y perfume.
Los hermanos son millionarios que prefieren estar en el anonimato.

Lo más memorable es que Alain a diferencia de su padre jamás violó la memoria de Coco Chanel, incluso la presencia y esencia de la icónica francesa vive e impone en el corporativo como en cada boutique sobre la tierra. Menos siempre sera más.
Imagen de la colección Fall Winter 2014 de Chanel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario